REALIDAD VIRTUAL

Realidad virtual en la consulta psicológica

La Realidad Virtual es la tecnología más avanzada y eficaz que está revolucionando el mundo de la salud mental. Más de 20 años de evidencia científica validan su eficacia terapéutica en el tratamiento de trastornos de ansiedad, mostrando mejores resultados que las terapias clásicas.

La realidad virtual se podría definir como un sistema informático que genera en tiempo real representaciones de la realidad, que de hecho no son más que ilusiones ya que se trata de una realidad perceptiva sin ningún soporte físico y que únicamente se da en el interior de los ordenadores.

La simulación que hace la realidad virtual se puede referir a escenas virtuales, creando un mundo virtual que sólo existe en el ordenador de lugares u objetos que existen en la realidad. También permite capturar la voluntad implícita del usuario en sus movimientos naturales proyectándolos en el mundo virtual que estamos generando, proyectando en el mundo virtual movimientos reales.

Además, también nos permite hundirnos completamente en un mundo virtual, desconectando los sentidos completamente de la realidad teniendo la sensación la persona que está dentro de que la realidad corresponde en el mundo virtual.

Las aplicaciones que en la actualidad encontramos de la realidad virtual a actividades de la vida cotidiana son muchas y diversas. Hay que destacar: la reconstrucción de la herencia cultural, la medicina, la simulación de multitudes y la sensación de presencia.

¿Comó y para que se utiliza la Realidad Virtual?

Conoce todas las ventajas de esta técnica

VACIO
¿Para qué se usa en la consulta de Psicología?

Reproducir un entorno controlado nos permite exponer a las personas a situaciones temidas, por eso es tan eficaz en el tratamiento de dificultades con la gestión de la ansiedad.

Nos explicamos rápidamente: muchas personas desarrollan fobias, es decir, una respuesta de ansiedad ante ciertos contextos que, por tanto, se tienden a evitar. Estas fobias suelen resultar muy incapacitantes hoy en día, como en el caso de la aerofobia (miedo a volar), la claustrofobia (miedo a estar en espacios cerrados) o la hematofobia (miedo a la sangre y a los pinchazos).

La terapia conductual siempre se ha mostrado como la más eficaz en el tratamiento de las fobias. La lógica es muy sencilla, como evitar una situación que da mucho miedo es beneficioso (porque nos relajamos), las personas aprenden a evitar esas situaciones y fortalecen sus miedos.

La solución es obvia, hay que afrontar ese miedo. Sin embargo, aunque decirlo es fácil, no todo el mundo lo consigue.
Por ello, la terapia conductual lleva más de un siglo utilizando dos técnicas de afrontamiento: la exposición (exponerse directamente a situaciones u objetos fóbicos hasta que nos relajamos) y la desensibilización sistemática (reproducir estas situaciones u objetos fóbicos en la imaginación entrenando la relajación).

En ambos casos, la realidad virtual permite reproducir de forma realista estas situaciones y objetos fóbicos para acelerar el proceso terapéutico. Y además, también se ha mostrado altamente eficaz en otros problemas de ansiedad mucho más complicadas o con más elementos como la fobia social, el miedo a hablar en público, la ansiedad generalizada y más.

El miedo a conducir y el miedo a montar en avión son dos de las consultas más frecuentes.

¿Cómo funciona la técnica de Realidad Virtual?

Una vez evaluado e identificado el origen y mantenimiento del problema, se explica al paciente lo que ha ocurrido, se plantea un plan de tratamiento y se realizan las sesiones con realidad virtual.
Cuando terapeuta y paciente ya han entrenado la relajación y han elaborado previamente una lista con las situaciones que generan menos miedo o ansiedad, se comienzan las exposiciones con realidad virtual.

El paciente se coloca las gafas y los auriculares para reproducir la escena y además, se coloca dos sensores en los dedos para que vigilemos la tasa cardiaca (esta técnica se denomina biofeedback).
Y aquí empieza la magia: en las gafas él estará viviendo cómo es conducir en coche por una ciudad.

¿Qué ventajas tiene su aplicación?

La terapia es más efectiva: las personas necesitan menos sesiones, lo que supone menos tiempo, menos dinero y más adhesión.

La realidad virtual tiene la ventaja de poder entrenar prácticamente en vivo las técnicas de afrontamiento con la ayuda del psicólogo/a, lo que facilita que, a la hora de la verdad, sea más fácil ponerlas en práctica.
Los pacientes se muestran más motivados, tanto por la velocidad de cambio como por la retroalimentación que pueden observar sobre su propia respuesta física (la ansiedad).

No obstante, es necesario que un experto o experta evalúan, establezcan un análisis de la conducta, expliquen el funcionamiento de la ansiedad y el origen y mantenimiento del problema y entrenen eficazmente en relajación.
Por sí sola, puede no resultar tan útil y no todo el mundo posee el equipo específico para ello.

¿En qué casos conviene implementar esta técnica?

Obviamente, se está utilizando para las fobias más clásicas como el miedo a las agujas y la sangre, a hablar en público, a los exámenes, a conducir, a montar en avión, a las alturas, a los espacios abiertos, a los espacios cerrados, etc.

Y también, a entrenar la propia relajación, tan útil para este tipo de dificultades.
Otros problemas de ansiedad, algo más complejos, también resultan eficaces en con el tratamiento en realidad virtuales como es el caso del TOC (obsesivo-compulsivo), el TEPT (estrés post-traumático) o el TAG (ansiedad generalizada).
Y también, ya hablaremos de ello más adelante, se ha utilizado para trabajar dificultades con el estado de ánimo (depresión, distimia, euforia), hiperactividad, estrés laboral, adicciones, insomnio o problemas de conducta alimentaria.
Con la Realidad Virtual damos la posibilidad al paciente de aprender TECNICAS DE RELAJACION Y EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PROFUNDA.
Incluso, la plataforma ofrece estrategias de MINDFULNESS. Los ejercicios de meditación nos acercan a nuestras experiencias interiores y exteriores para poder aceptar y afrontar las sensaciones de angustia que genera la ansiedad.
Así también conseguimos herramientas para poder afrontar las situaciones de estrés del día a día.

  • ESTRÉS
  • FOBIA A LAS ALTURAS (ACROFOBIA)
  • CLAUSTROFOBIA
  • MIEDO A VOLAR
  • ANSIEDAD SOCIAL
  • MIEDO A LA OSCURIDAD
  • MIEDO A LAS AGUJAS
  • ANSIEDAD GENERALIZADA
  • AGORAFOBIA
  • FOBIA A ANIMALES
  • ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES
  • MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO
  • TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO
  • DOLOR CRÓNICO
  • MIEDO A CONDUCIR (AMAXOFOBIA)
  • AGORAFOBIA Y PÁNICO
  • DESORDENES ALIMENTARIOS

¿Como y para que se utiliza la Realidad Virtual?

Conoce todas las ventajas de esta técnica

VACIO
¿Para qué se usa en la consulta de Psicología?

Reproducir un entorno controlado nos permite exponer a las personas a situaciones temidas, por eso es tan eficaz en el tratamiento de dificultades con la gestión de la ansiedad.

Nos explicamos rápidamente: muchas personas desarrollan fobias, es decir, una respuesta de ansiedad ante ciertos contextos que, por tanto, se tienden a evitar. Estas fobias suelen resultar muy incapacitantes hoy en día, como en el caso de la aerofobia (miedo a volar), la claustrofobia (miedo a estar en espacios cerrados) o la hematofobia (miedo a la sangre y a los pinchazos).

La terapia conductual siempre se ha mostrado como la más eficaz en el tratamiento de las fobias. La lógica es muy sencilla, como evitar una situación que da mucho miedo es beneficioso (porque nos relajamos), las personas aprenden a evitar esas situaciones y fortalecen sus miedos.

La solución es obvia, hay que afrontar ese miedo. Sin embargo, aunque decirlo es fácil, no todo el mundo lo consigue.
Por ello, la terapia conductual lleva más de un siglo utilizando dos técnicas de afrontamiento: la exposición (exponerse directamente a situaciones u objetos fóbicos hasta que nos relajamos) y la desensibilización sistemática (reproducir estas situaciones u objetos fóbicos en la imaginación entrenando la relajación).

En ambos casos, la realidad virtual permite reproducir de forma realista estas situaciones y objetos fóbicos para acelerar el proceso terapéutico. Y además, también se ha mostrado altamente eficaz en otros problemas de ansiedad mucho más complicadas o con más elementos como la fobia social, el miedo a hablar en público, la ansiedad generalizada y más.

El miedo a conducir y el miedo a montar en avión son dos de las consultas más frecuentes.

¿Cómo funciona la técnica de Realidad Virtual?

Una vez evaluado e identificado el origen y mantenimiento del problema, se explica al paciente lo que ha ocurrido, se plantea un plan de tratamiento y se realizan las sesiones con realidad virtual.
Cuando terapeuta y paciente ya han entrenado la relajación y han elaborado previamente una lista con las situaciones que generan menos miedo o ansiedad, se comienzan las exposiciones con realidad virtual.

El paciente se coloca las gafas y los auriculares para reproducir la escena y además, se coloca dos sensores en los dedos para que vigilemos la tasa cardiaca (esta técnica se denomina biofeedback).
Y aquí empieza la magia: en las gafas él estará viviendo cómo es conducir en coche por una ciudad.

¿Qué ventajas tiene su aplicación?

La terapia es más efectiva: las personas necesitan menos sesiones, lo que supone menos tiempo, menos dinero y más adhesión.

La realidad virtual tiene la ventaja de poder entrenar prácticamente en vivo las técnicas de afrontamiento con la ayuda del psicólogo/a, lo que facilita que, a la hora de la verdad, sea más fácil ponerlas en práctica.
Los pacientes se muestran más motivados, tanto por la velocidad de cambio como por la retroalimentación que pueden observar sobre su propia respuesta física (la ansiedad).

No obstante, es necesario que un experto o experta evalúan, establezcan un análisis de la conducta, expliquen el funcionamiento de la ansiedad y el origen y mantenimiento del problema y entrenen eficazmente en relajación.
Por sí sola, puede no resultar tan útil y no todo el mundo posee el equipo específico para ello.

¿En qué casos conviene implementar esta técnica?

Obviamente, se está utilizando para las fobias más clásicas como el miedo a las agujas y la sangre, a hablar en público, a los exámenes, a conducir, a montar en avión, a las alturas, a los espacios abiertos, a los espacios cerrados, etc.

Y también, a entrenar la propia relajación, tan útil para este tipo de dificultades.
Otros problemas de ansiedad, algo más complejos, también resultan eficaces en con el tratamiento en realidad virtuales como es el caso del TOC (obsesivo-compulsivo), el TEPT (estrés post-traumático) o el TAG (ansiedad generalizada).
Y también, ya hablaremos de ello más adelante, se ha utilizado para trabajar dificultades con el estado de ánimo (depresión, distimia, euforia), hiperactividad, estrés laboral, adicciones, insomnio o problemas de conducta alimentaria.
Con la Realidad Virtual damos la posibilidad al paciente de aprender TECNICAS DE RELAJACION Y EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PROFUNDA.
Incluso, la plataforma ofrece estrategias de MINDFULNESS. Los ejercicios de meditación nos acercan a nuestras experiencias interiores y exteriores para poder aceptar y afrontar las sensaciones de angustia que genera la ansiedad.
Así también conseguimos herramientas para poder afrontar las situaciones de estrés del día a día.

  • ESTRÉS
  • FOBIA A LAS ALTURAS (ACROFOBIA)
  • CLAUSTROFOBIA
  • MIEDO A VOLAR
  • ANSIEDAD SOCIAL
  • MIEDO A LA OSCURIDAD
  • MIEDO A LAS AGUJAS
  • ANSIEDAD GENERALIZADA
  • AGORAFOBIA
  • FOBIA A ANIMALES
  • ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES
  • MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO
  • TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO
  • DOLOR CRÓNICO
  • MIEDO A CONDUCIR (AMAXOFOBIA)
  • AGORAFOBIA Y PÁNICO
  • DESORDENES ALIMENTARIOS

No lo pienses más, contacta con nuestro centro para tu primera cita.

Estás a un paso de mejorar tu estilo de vida.

PSICÓLOGOS EN MADRID

Centro Autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
Registro Nº CS-12310

 

 

 

 

 

Contáctanos

671 131 130

info@psicogoya.com

Calle Narváez 32, 6A, 28009
Madrid

Síguenos en:

Nos encuentras también en:

 

 

© Psicogoya 2019 | Psicólogos en Madrid | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies