671 13 11 30 | 910 181 461 info@psicogoya.com

    Cómo influyen las actitudes y estilos educativos de los padres a sus hijos.

    Es la manera de proceder de los adultos respecto a los niños, con respecto a la toma de decisiones y en la resolución de conflictos. Esto supone que se regulan las conductas y se marcan los límites que serán el referente de los menores.

    Es muy importante desarrollar y elaborar programas de orientación a padres que, en algunos casos, supongan cambios en la forma de educar, en la manera de establecer límites y en la atención que se presta a los hijos.

     

    Los 4 estilos educativos

    1. Autoritario
    2. Permisivo o sobreprotector
    3. Inhibicionista
    4. Asertivo.

    ESTILO EDUCATIVO AUTORITARIO

    Los padres:

    Cómo piensan:

    Debe aprender a comportarse de manera adecuada
    Tiene obligación de obedecerlos

    Cómo sienten:

    Furiosos cuando el niño no actúa de acuerdo a sus instrucciones y satisfecho cuando lo cumplen

    Qué hacen:

    • Fijan su atención en el comportamiento inadecuado, imperfecciones, errores y equivocaciones.
    • Castigan de todas las maneras posibles.
    • Ignoran el comportamiento normal.

    Consecuencias para el niño:

    • Concepto de sí mismo muy deficiente.
    • Aprendizaje de habilidades de autocuidado personal y social: evitación, fracaso y castigo en lugar de orientación al éxito.
    • Rencor hacia los padres.
    • Iniciativa muy reducida por temor al fracaso y al castigo.

    ESTILO EDUCATIVO PERMISIVO O SOBREPROTECTOR.

    Los padres:

    Cómo Piensan:

    • Yo soy totalmente responsable de lo que pueda ocurrir a mis hijos.
    • La vida ya tiene suficientes inconvenientes cuando sea mayor.
    • Mi hijo no sabe, no puede…
    • Mi hijo “TODAVÍA” es pequeño para…
    • Si dejo que haga algo sólo, puede tener un problema, me siento culpable.

    Cómo se sienten:

    Excesivamente preocupados y nerviosos cuando el niño hace algo sin ayuda y supervisión de ellos.
    Enfadados cuando el niño pide o tiene experiencias propias. Tranquilos, cuando ayudan y supervisan a sus hijos.

    Consecuencias para el niño:

    • Concepto de sí mismo muy deficiente al no poder probar su competencia personal.
    • No se siente orgulloso de sí.
    • Aprendizaje de habilidades de autocuidado personal y social: presentan retrasos en el aprendizaje de habilidades y cuidado de sí.
    • Iniciativa y seguridad de sí mismo: carece de iniciativa para emprender acciones por cuenta propia.

    ESTILO EDUCATIVO INHIBICIONISTA

    Los padres:

    Cómo Piensan:

    • Cuanto antes compruebe lo dura que es la vida, mejor para el niño.
    • Si resuelves sus problemas les impides que aprendan.

    Cómo se sienten:

    • Enfadados.
    • preocupados o nerviosos cuando el niño les pide ayuda.
    • Tranquilos cuando el niño muestra iniciativa y autonomía personal

    Qué hacen:

    • Castigan aleatoriamente los comportamientos inadecuados Este niño “no aprende a comportarse adecuadamente”.
    • Prestan muy poca atención a la conducta adecuada del niño.
    • Animan y elogian poco.
    • Niños muy vulnerables a influencia inadecuadas (tv, redes, amigos…)

    Consecuencias para el niño:

    En circunstancias adecuadas se siente orgulloso de los logros conseguidos, pero no siempre es así.
    Errores e insuficiencias en habilidades de autocuidado personal y social: buscan apoyo en figuras de autoridad.
    Aparecen frecuentes episodios de inseguridad personal.

    ESTILO EDUCATIVO ASERTIVO

    Los padres:

    Cómo piensan:

    • El niño puede aprender a comportarse adecuadamente: adquirir hábitos y destrezas.
    • Mi hijo tiene gustos, deseos y preferencias que no siempre coincide con el de los demás. Aceptan las diferencias.
    • Aprenderá progresivamente, pasando por fase de imperfección

    Cómo se sienten:

    • Tranquilos mientras comprueban los progresos de su hijo.
    • Satisfechos cuando cumple las instrucciones.

    Qué hacen:

    • Fijan su atención en los progresos, en lo positivo de su conducta.
    • Elogian tanto los esfuerzos como los logros.
    • Castigan con firmeza y regularidad las conductas Destacan el comportamiento excepcional, ignorando
      pequeños errores, imperfecciones o fallos.
    • Nunca atribuyen a la persona las cualidades de su conducta inaceptables.
    • Destacan el comportamiento excepcional, ignorando pequeños errores, imperfecciones o fallos.
    • Nunca atribuyen a la persona las cualidades de su conducta.

    Consecuencias para el niño:

    • El elogio y reconocimiento por parte de los padres refuerza y consolida el comportamiento del niño.
    • El elogio y la ausencia de elogio, consolida los aprendizajes.
    • Seguridad en sí mismo e interés en alcanzar metas mayores.
    • Mayor tolerancia a la frustración.

    Conclusión

    A modo de Conclusión podemos decir que “Los Estilos Educativos” de los padres son creencias y conductas tremendamente arraigadas, que se han ido transmitiendo generacionalmente. Los padres, perciben que la manera en que educan a sus hijos suele ser si no la mejor o, cuanto menos, “lo normal”.