¿Qué es estrés y cómo nos afecta?

El estrés es una reacción fisiológica de nuestro organismo, es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, es un mecanismo de defensa, para hacer frente a una situación que se percibe como amenazante. Nuestro cuerpo, aumenta la producción de ciertas hormonas, como la adrenalina y la hidrocortisona. Estas hormonas provocan cambios significativos en las pulsaciones, la presión sanguínea, el metabolismo y la actividad física.

El arma más grande contra el estrés es nuestra habilidad de escoger un pensamiento sobre otro” William James

¿Cuándo aparece el estrés?

El estrés aparece cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, que puede ser respuesta a diversas situaciones tanto en el ámbito laboral como personal, provocadas por exceso de trabajo, ansiedad, situaciones traumáticas que se hayan vivido (perdidas familiares y/o materiales, separaciones, divorcios, etc…).

¿Cuáles son los síntomas?

Las señales de alarma pueden ser físicas o emocionales:

  • En el plano emocional pueden aparecer; sentimientos de ira, decaimiento, apatía, hipersensibilidad, crisis de llantos, dificultad para tomar decisiones, irritabilidad, nerviosismo, pesadillas, insomnio, desidia, desmotivación por cosas que antes nos interesaban, dificultades para atender y aprender nueva información, etc…
  • En el plano físico dolores de cabeza frecuentes, dermatitis, episodios gástricos, dolores de espalda y cuello, mareos, contracturas, sudoración, etc…

Tipos de Estresores

  • En el plano Laboral: Estresores del ambiente físico (Iluminación, ruido, temperatura, ambientes contaminados). Estresores relativos al contenido de la tarea (carga mental, control sobre la tarea). Estresores relativos a la organización (conflicto y ambigüedad del rol, jornada de trabajo, relaciones interpersonales, promoción y desarrollo de la carrera profesional).
  • En el plano Personal: interacciones frecuentes con personas con las que no hay una relación fluida y armoniosa que desemboca en discusiones, irritación y agresividad. Exigencias que nosotros mismos nos imponemos o que permitimos que se nos impongan y son fruto de nuestra forma de ser: creencias, objetivos y prioridades que nos causan sentimientos de frustración, impaciencia o preocupación.

Recursos para tratar el estrés

Hacer deporte, ejercicios de relajación, respetar horarios de comidas y sueño, actividades de ocio, hacer psicoterapia etc….