¿Cuáles son los problemas de trastorno de la adolescencia a esta edad?

La adolescencia es una etapa de transición entre la niñez y la edad adulta que se da entre los 12 y 19 años, aproximadamente. Para poder entender el comportamiento problemático de los adolescentes, primero tenemos que saber que son las funciones ejecutivas y cómo influyen en nuestra conducta.

Las funciones ejecutivas son habilidades cognitivas hacia la consecución de objetivos y determinan la autorregulación de nuestra conducta, y de nuestra actividad cognitiva y emocional. En los adolescentes las funciones ejecutivas se están desarrollando, las cuales terminan de madurar después de esta etapa.

Los adolescentes en esta etapa, están buscando la formación de su identidad, y por ello, prefieren la compañía de sus iguales, eligiendo emociones fuertes e inclusive llegan a hacer algo “peligroso” en presencia de los demás para ocupar un lugar de reconocimiento en el grupo de pares. Los problemas de los adolescentes en cuanto estudio son ansiedad, falta de motivación, déficit de estrategias de estudio, fobia escolar.

la falta de madurez de sus funciones ejecutivas, provocara una disminución en la capacidad para iniciar, desarrollar y finalizar las acciones necesarias para cumplir un objetivo

Entonces podemos resumir que la falta de madurez de sus funciones ejecutivas, provocara una disminución en la capacidad para iniciar, desarrollar y finalizar las acciones necesarias para cumplir un objetivo. Eso sumado a el papel influyente que juegan los amigos, junto a la práctica de conductas de riesgo puede hacer que algunos adolescentes lleguen a comportarse como enemigos y desconocidos para sus padres.

Los padres no son amigos de sus hijos, deben ayudarlos, mediante distintas pautas conciliadoras, saludables y aunque les sea difícil, ser tolerantes, mantener una buena comunicación es indispensable para saber de su hijo y evitar el enfrentamiento directo, “negociando”.

Los padres tienen una responsabilidad legal y están obligados a proporcionarle todos los cuidados materiales (alimentación, casa, ropa, higiene, etc.) y psicológicos (educación, afecto, etc.). Deben mostrar firmeza en sus exigencias con ellos, “lo que debe ser es”

Valore todo lo que hace bien, si algo no le sale bien, es porque está en proceso de aprenderlo. Dele confianza en sus posibilidades.

¿Cuando hay que castigar?

El castigo es para evitar que haga algo con frecuencia, un mal hábito, no es para algo esporádico, castigar es proporcionar consecuencias desagradables, tiene que sufrir, tiene que haber dolor (como cuando toco la vitro caliente), no tiene que hacer daño, no se confunda, hacerle daño a su hijo es algo indeseable. El dolor es solo una sensación, no es daño.

¿Pero saben castigar los padres?

Muchos padres en consulta cuentan que les dicen a sus hijos “si no traes buenas notas, no saldrás los sábados”, eso no es castigar, eso es coaccionar, amenazar, no es educativo. También dicen que castigan de forma tardía, al hecho en sí, o de forma intermitente.

Castigos eficaces

Para que un castigo sea eficaz, tiene que ser inmediatamente haga algo inadecuado y además tiene que ser doloroso.
Ejemplo: Me insulta
Castigo: requiso el móvil, es doloroso porque es desagradable para el adolescente, y lo hago inmediatamente.

Pero en cambio sí quiero que estudie todos los días hora y media para que incorpore el hábito, no castigo porque no estudia. Primero debo crearle el hábito con acuerdo de comportamiento, pactando incentivos y si no cumple recién castigo.

Lee también mi artículo sobre diferentes estilos educativos de los padres.